Evolución del comercio electrónico: fases y futuro

Actualmente, el comercio electrónico es uno de los sectores que más dinero mueve en todo el mundo, y todo hace pensar que esta situación no solo se mantendrá, sino que sufrirá un crecimiento exponencial en las próximas décadas gracias a la implementación de nuevas tecnologías y a la penetración cada vez elevada de Internet. Esto hace pensar que la evolución del comercio electrónico no ha hecho nada más que empezar y que, a medida que avance la tecnología, el comercio electrónico terminará por convertirse en la forma más habitual de comercio en la mayoría de países y regiones del mundo.

evolución del comercio electrónico

¿Qué es el comercio electrónico?

Se entiende por comercio electrónico a todas aquellas transacciones comerciales que se llevan a cabo utilizando Internet como medio. El uso de Internet como medio para realizar las transacciones comerciales es muy amplio, además de variado. De esta forma, se puede hablar de comercio electrónico cuando se compra a través de una página web de un productor concreto, cuando se hace a través de una plataforma de ventas digitales, o cuando se hace a través de un smartphone o tableta.

Ebook gratuito: 5 beneficios de la tecnología para  aumentar tu productividad logística

Evolución del comercio electrónico

Aunque el comercio electrónico puede parecer muy reciente, en realidad data del año 1981. Ese año se llevó a cabo la primera transacción comercial usando Internet, cuando Thompson Holidays conectó a sus agentes de viajes para que pudieran tener acceso a los productos disponibles haciendo uso de Internet en tiempo real. El siguiente punto de inflexión en la evolución del comercio electrónico se sitúa una década después, cuando en 1991 la NSF (National Science Fundation) aprobó el uso de Internet con usos comerciales.

Un año después, en 1992, surgió el primer proyecto de tienda online propiamente dicho. Inicialmente se trató de un sistema que imitaba a los tradicionales tablones de anuncios y que permitía que los usuarios vendieran y compraran libros. Más adelante, esta página evolucionó hasta convertirse en Books.com. Dos años más tarde, en 1994, Netscape implementó SSL, lo que permitió el envío de datos personales a través de Internet de manera segura, lo que también supuso un paso importante en la evolución del comercio electrónico a nivel mundial.

Otro de los puntos de inflexión más importante en la evolución del comercio electrónico se debió a la irrupción de la tecnología celular. De hecho, fue Coca Cola la primera empresa que, en 1997, implantó un sistema que permitía realizar compras de sus productos a través del teléfono celular. Un año más tarde, en 1998, se fundó PayPal, lo que supuso un nuevo impulso al comercio electrónico gracias a las facilidades y seguridad en el pago que ofrecía. Por otro lado, en el año 2006, Google lanzaría su propia forma de pago online mediante Google Checkout.

A partir del año 2014, Amazon se alía con Twitter, dando como resultado la opción de que sus usuarios realicen compras online directamente mediante tweets. Ese mismo año, los beneficios producidos por las ventas online en todo el mundo alcanzan la cifra de 1.500 millones de dólares, llegando a suponer un incremento de más del 20% respecto al año anterior. A partir de ese momento, y con la irrupción de la tecnología smartphone, las ventas del comercio electrónico no han hecho nada más que subir, creando un mercado mucho más dinámico y eficiente, así como un mercado que alcanza a millones de usuarios conectados en todo el mundo.

Proyección del comercio electrónico

La evolución del comercio electrónico ha permitido que en menos de 40 años se haya convertido en un sector que mueve millones de dólares en todo el mundo y que crece de manera exponencial año tras año. A medida que el desarrollo de las TICs avanza, y gracias al uso de plataformas de logística que permiten solucionar los problemas que planteaba la distribución de las mercancías compradas online, el comercio electrónico se ha convertido a día de hoy en la opción preferida por muchos clientes, constituyendo un claro ejemplo de cómo la irrupción del comercio electrónico ha supuesto incluso una transformación social innegable en los hábitos de compra. Por todo lo anterior, todo parece indicar que, en las próximas décadas, el sector continuará con su expansión y con el asentamiento en aquellas zonas en las que todavía no está plenamente instaurado, convirtiéndose en el principal pilar del comercio mundial en los próximos años.

Nueva llamada a la acción