Impacto de la tecnología de la información en la logística

El impacto de la tecnología de la información en la logística ha sido inmenso. De hecho, la presencia de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) en la sociedad actual ha conseguido cambiarla por completo, desde los medios de comunicación a la forma de hacer transacciones bancarias, hasta las formas de transporte y la forma en que compramos.

impacto de la tecnología de la información en la logística

¿Qué es la sociedad de la información y las TIC?

Se denomina sociedad de la información a aquellas sociedades en las que el uso de las TIC han modificado la forma en que se crea y distribuye la información. Esta modificación se basa en el uso de tecnologías interconectadas que permiten, entre otros aspectos, la inmediatez del acceso a la información. En este sentido, el elemento disruptor por antonomasia puede considerarse Internet y el acceso a la red, ya que constituye la base del flujo de información que permite la creación y evolución de la sociedad de la información al amparo de las TIC en su conjunto.

Ebook gratuito: 5 beneficios de la tecnología para  aumentar tu productividad logística

Impacto de la tecnología de la información en la logística

La irrupción de Internet y las TIC en la sociedad de la información ha transformado todas las esferas de la misma, desde los aspectos políticos, comunicativos, comerciales, educativos y cualquiera otra en el que se piense, incluido también el sector logístico. El impacto de la tecnología de la información en la logística es muy amplio.

Algunos de los ejemplos más importantes son los siguientes:

Uso de sistemas informáticos en las transacciones

El primer impacto de la tecnología de la información en la logística se puede percibir respecto a la forma en que se gestionan los pedidos. Hoy en día, el e-commerce representa el principal sector de trabajo para la logística, ya que un volumen muy elevado de las transacciones comerciales se ha desplazado de los comercios tradicionales a los comercios digitales, lo que requiere de una infraestructura logística que permita hacer llegar los pedidos desde los productos hasta los clientes finales que han realizado sus compras vía online. Todo este proceso se lleva a cabo mediante sistemas informáticos, ya que los medios analógicos han sido sustituidos poco a poco por medios digitales.

Localización inmediata del producto

Por otro lado, gracias a diversas tecnologías de la información (IoT y GPS entre otros), los pedidos están localizados durante todo el proceso de entrega, mejorando la trazabilidad de los productos desde el productor hasta la entrega al cliente final.

Transporte conectado e inteligente

Así mismo, otro impacto de la tecnología de la información en la logística muy importante ha sido el transporte conectado e inteligente. Este transporte es un transporte que, aplicando las tecnologías ya mencionadas, consigue que las rutas de reparto sean mucho más eficientes y respetuosas con el medio ambiente, lo que abarata costes y reduce los recursos necesarios para la entrega sin que esto repercuta negativamente en la calidad del servicio.

Trabajo bajo demanda

Aunque no es un elemento exclusivo de las economías de la sociedad de la información, sí que representa un modelo de producción que se ha expandido a partir de su implementación. El uso de la tecnología de la información en logística ha permitido que muchos productos sean producidos únicamente en el momento en el que existe una demanda para los mismos. De este modo, de nuevo se ha conseguido mejorar la eficiencia de los procesos, tanto de producción como de logística posteriores a su salida del almacén.

Automatización de sistemas

Finalmente, otro impacto de la tecnología de la información en la logística fundamental ha sido la automatización de muchos de los procesos. En este sentido, la aplicación de la tecnología de la información ha permitido agilizar los procesos de localización y entrega de productos, mejorando aún más la eficiencia de la logística en su conjunto. El uso de códigos de barras es un buen ejemplo de ello. Gracias a los códigos de barras, el proceso de identificación de los pedidos se lleva a cabo de forma automática y mucho más ágil, lo que después es procesado y gestionado directamente por los sistemas informáticos, reduciendo los costes y mejorando la calidad del servicio.

Nueva llamada a la acción