Beetrack is now part of Logo Beetrack
Conoce más Sobre DispatchTrack

Distribución de un almacén logístico: ejemplo, tipos y layout

Optimización de procesos logísticos

Lectura de 6min.

La distribución de un almacén es esencial para optimizar al máximo el espacio disponible y los procesos logísticos vinculados a la logística de almacén. Sigue leyendo y te contamos todas las claves al respecto.

Tipos de distribución de almacenes

Existen diferentes tipos de distribución de almacenes. Se habla de distribución de un almacén en relación a la forma en que este se diseña. Esto depende directamente del tipo de bodega en sí mismo. Es decir, dependiendo de las características del propio almacén, del tipo de productos que se van a almacenar y del tipo de logística interna que se tenga que llevar a cabo en la bodega en cuestión. 

En este sentido, algunos de los tipos de distribución de almacenes más habituales son los siguientes: 

  • Almacén de tránsito: Se trata de un almacén provisional para las mercancías. 
  • Almacén de distribución: Son aquellos que se localizan cerca del posible cliente para garantizar el stock. 
  • Almacén de producción: Son aquellos que almacenan los productos o mercancías necesarios para la producción de otros productos. 
  • Almacén de picking: Son almacenes destinados al proceso de preparación de los pedidos. 
  • Almacén de consolidación: Su principal función es agilizar los procesos logísticos, como por ejemplo almacenando los pedidos por referencias.

Gracias a la distribución de un almacén logístico, se consigue que los procesos logísticos sean mucho más eficientes y, de este modo, se optimizan los recursos disponibles. 

distribucion de un almacen tipos

 

Beneficios de contar con un sistema de seguimiento de entregas. [Descargar Ebook]

¿Cómo hacer la distribución de un almacén?

La distribución de un almacén logístico, o el layout de un almacén, debe orientarse acorde a la rotación de los productos. Es decir, todos los productos que se almacenan no se distribuyen de manera unánime, sino que se tiene en cuenta el tiempo que permanecerán en el almacén dependiendo de la demanda existente y prevista en cada caso. De este modo, según la naturaleza y el tiempo de rotación estimado de cada producto, este se almacena en un lugar u otro.

distribución de un almacén ejemplo

Por lo general, la distribución de un almacén se suele dividir en cuatro zonas diferentes:

Zona de recepción de un almacén

Es el lugar en donde se reciben los nuevos productos. 

Zona de almacenamiento de un almacén

Es el lugar en el que se guardan los productos recibidos después de que sean inventariados. 

  1. Zona de artículos de rotación alta: en este espacio se almacenan artículos que tienen una rotación muy elevada, en muchos casos se trata de artículos que pueden pasar apenas unas horas en el almacén. Debido a esta elevada rotación, el espacio destinado a esta zona es más pequeña que las otras. Sin embargo, su ubicación es la más privilegiada, ya que se encuentra cerca de la zona de entrada y de salida de productos del almacén. 
  2. Zona de artículos de rotación media: aquí se almacenan los artículos que tienen una rotación que no es alta pero tampoco baja. Son artículos que pueden pasar en el almacén desde días a semanas. Es más grande que la zona de artículos de rotación alta, y se suele situar a continuación de esta, lo que la ubica a una distancia media de las zonas de entrada y salida de artículos del almacén. 
  3. Zona de artículos de rotación baja: es la zona más amplia, aunque también la más alejada de los puntos de entrada y salida de productos del almacén. El tiempo de rotación de estos artículos es baja, pudiendo ser de meses o incluso años en algunos casos.

Zona de preparación de pedidos de un almacén

Es el lugar en el que se preparan los pedidos acorde a las ventas realizadas. 

Zona de expedición de un almacén

Es el lugar por el que los pedidos ya preparados son enviados a los compradores después de haber realizado las labores de picking correspondientes en cada caso.

¿Qué es el layout de un almacén logístico?

Hablamos del layout de un almacén para referirnos tanto a la propia distribución de un almacén como al diseño o la planificación de dicha distribución. 

En este sentido, es habitual realizar el layout de un almacén en Excel, ya que es un software que permite realizar este diseño y planificación de forma sencilla y rápida. Sin embargo, aunque hacer el layout de un almacén en Excel es posible, siempre es más recomendable usar programas o herramientas especializadas o diseñadas, de forma específica, para tal fin. Esto se debe a que, aunque Excel es un programa que ofrece muchos usos, precisamente al ser un programa tan genérico, puede no terminar de responder completamente a las necesidades más específicas del layout de un almacén que gestiona volúmenes elevados de productos y mercancías. 

distribución de un almacén qué es

Ejemplo de distribución de un almacén 

Un ejemplo de distribución de almacenes distribuye los espacios disponibles en diferentes zonas con objetivos logísticos concretos y bien definidos, de tal forma que se dispusiera de un plano de almacén con áreas y funciones correspondientes entre sí. 

Tal y como aparece en la siguiente imagen de Ingeniería Industrial Online, se puede apreciar que cada zona del almacén tiene una función concreta y bien determinada que, además, tiene que funcionar de forma coherente respecto al resto de zonas (tanto las limítrofes como el resto). 

distribución de un almacén espacio

Fuente: ingenieriaindustrialonline.com 

En este sentido, un buen ejemplo de distribución de almacenes podría ser el siguiente: 

  • Zona de descarga: área de descarga en donde llegan los camiones y se ejecutan las labores de descarga. 
  • Zona de almacenamiento: área de almacenamiento puro. En este caso, las zonas de almacenamiento estarán subdivididas dependiendo del nivel de rotación de los productos almacenados. De esta forma, encontraremos tres subzonas, cada una de ellas, asociadas a artículos de rotación alta, media y baja. 
  • Zona de preparación de pedidos: área destinada al picking y packing, y a la preparación de pedidos en general. 
  • Zona de carga: área de carga de pedidos, unida a la zona de salida desde donde los productos y los paquetes ya preparados salen para iniciar las operaciones de transporte y logística externa. 

Todas estas zonas deben estar correctamente definidas en el plano de un almacén con áreas y funciones en cada caso. De esta forma, la especialización de cada una de las zonas, permite que los procesos logísticos se ejecuten de forma mucho más eficiente, lo que permite, a su vez, la optimización del almacén y logística de almacenamiento en su conjunto.

distribución de un almacén conjunto

Como puedes ver, la logística de almacén es mucho más compleja que, simplemente, conservar las mercancías. En este sentido, el uso de herramientas logísticas es esencial para optimizar el proceso en su conjunto. Como sucede, por ejemplo, con las herramientas de Beetrack, gracias a las que podrás planificar y diseñar tus rutas de reparto, así como gestionar de la manera más eficiente posible los despachos de tus pedidos. 

Click me


¡Entérate de todas nuestras novedades!

LastMile

Toma el control de tu operación logística

Conoce más de LastMile
solicitar demostración

Beneficios de contar con un sistema de seguimiento de entregas

La clave que garantiza la plena satisfacción del cliente
DESCARGAR EBOOK BEE - Sistema de seguimiento (1)
PlannerPro

Optimiza al máximo tus rutas

Conoce más de PlannerPro
solicitar demostración

Logística de rutas:

¿Qué son las rutas punto a punto y cómo planificar una ruta logística de última milla?
Descargar infografía Portada Infografía Logística de rutas
Historias de clientes
Lo más popular

plannerpro_by_beetrack

Optimiza al
máximo tus rutas

Conoce más de PlannerPro
solicitar demostración
lastmile_by_beetrack

Toma el control de tu
operación logística

Conoce más de LastMile