Cómo se realiza la distribución de mercancías en un almacén

Optimización de procesos logísticos

Lectura de 3min.

La distribución de mercancías dentro de un almacén no es casual, sino que se debe realizar de acuerdo a las necesidades y expectativas de trabajo del propio almacén. En este sentido, no será lo mismo un almacén que trabaje con materias primas o uno que lo haga con productos que tengan una rotación muy alta. Según sea el caso, habrá que tener en cuenta diferentes elementos, lo que afectará de forma importante al layout o diseño del almacén. 

Qué es la distribución en un almacén 

Se habla de distribución en un almacén en relación a la forma en que se diseña el propio almacén. Es decir, a la forma en que se van a distribuir los distintos espacios con los que que cuenta un almacén y los espacios destinados al almacenaje en sí de los productos. 

En este sentido, todo almacén debe tener una serie de zonas bien definidas y diferenciadas:

  • Zona de recepción: es el lugar en donde se reciben los nuevos productos. 
  • Zona de almacenamiento: es el lugar en el que se guardan los productos recibidos después de que sean inventariados. 
  • Zona de preparación de pedidos: es el lugar en el que se preparan los pedidos acorde a las ventas realizadas. 
  • Zona de expedición: es el lugar por el que los pedidos ya preparados son enviados a los compradores después de haber realizado las labores de picking correspondientes en cada caso.

La ubicación de estas zonas debe facilitar un flujo ágil de los productos. Cada uno de esos espacios representa una parte de la cadena de distribución de mercancías. Por ello es esencial que cada zona permita un flujo rápido y eficiente a la siguiente para mejorar la eficiencia de todo el proceso logístico. 

Descargar Guía Práctica: Evitar las entregas fallidas, reducir los costos logísticos y aumentar la satisfacción de tus clientes.   

Cómo se realizar la distribución de mercancías en un almacén 

Además de las zonas básicas de trabajo de cada almacén, la distribución de mercancías en la zona de almacenamiento también debe adecuarse de una forma concreta para agilizar lo más posible el proceso de distribución. De este modo, todos los productos que se almacenan no se distribuyen de manera unánime. Por el contrario, según la naturaleza y el tiempo de rotación estimado de cada producto, este se almacena en un lugar u otro.

Por lo general, se suelen distinguir hasta tres zonas de almacenamiento diferentes:

  1. Zona de artículos de rotación alta: en este espacio se almacenan artículos que tienen una rotación muy elevada, en muchos casos se trata de artículos que pueden pasar apenas unas horas en el almacén. Debido a esta elevada rotación, el espacio destinado a esta zona es más pequeña que las otras. Sin embargo, su ubicación es la más privilegiada, ya que se encuentra cerca de la zona de entrada y de salida de productos del almacén. 
  2. Zona de artículos de rotación media: aquí se almacenan los artículos que tienen una rotación que no es alta pero tampoco baja. Son artículos que pueden pasar en el almacén desde días a semanas. Es más grande que la zona de artículos de rotación alta, y se suele situar a continuación de esta, lo que la ubica a una distancia media de las zonas de entrada y salida de artículos del almacén. 
  3. Zona de artículos de rotación baja: es la zona más amplia, aunque también la más alejada de los puntos de entrada y salida de productos del almacén. El tiempo de rotación de estos artículos es baja, pudiendo ser de meses o incluso años en algunos casos.

¿Por qué es importante la distribución en un almacén? 

Porque permite agilizar el flujo de productos. Es decir, reduce los tiempos de transporte de los productos dentro del propio almacén, lo que permite optimizar al máximo las tareas logísticas que se realizan dentro del almacén hasta que el pedido es enviado al comprador. 

Ventajas de la tecnología y la digitalización 

El uso de la tecnología juega un papel muy importante a la hora de optimizar y mejorar la eficiencia a lo largo de todas las fases de la cadena de suministro, tanto dentro como fuera del almacén.

En este sentido, la optimización de tiempo y recursos no se limita únicamente a la distribución dentro de un almacén, sino también a la eficiencia en la distribución de productos cuando estos son enviados al comprador. Gracias a herramientas como PlannerPro by Beetrack se pueden diseñar y planificar previamente las rutas de reparto, lo que ayuda a optimizar al máximo también los procesos logísticos que tienen lugar después de que los pedidos hayan sido preparados y sacados del almacén.

Descargar el ebook aquí


¡Entérate de todas nuestras novedades!

LastMile

Toma el control de tu operación logística

Conoce más de LastMile
solicitar demostración

Beneficios de contar con un sistema de seguimiento de entregas

La clave que garantiza la plena satisfacción del cliente
DESCARGAR EBOOK BEE - Sistema de seguimiento (1)
PlannerPro

Optimiza al máximo tus rutas

Conoce más de PlannerPro
solicitar demostración

Logística de rutas:

¿Qué son las rutas punto a punto y cómo planificar una ruta logística de última milla?
Descargar infografía Portada Infografía Logística de rutas
Lo más popular

plannerpro_by_beetrack

Optimiza al
máximo tus rutas

Conoce más de PlannerPro
solicitar demostración
lastmile_by_beetrack

Toma el control de tu
operación logística

Conoce más de LastMile