<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=2110421569224021&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Beetrack Whitepaper: 5 Beneficios de la tecnología para aumentar tu productividad logística
Secciones
Conoce más
Beetrack

abril 2, 2018 por Francisco Abarza

Logistic Summit & Expo México

Se realizó entre el 21 y 22 de marzo con más de 300 empresas.

Los más importantes actores del ámbito logístico de Latinoamérica se dieron cita en Ciudad de México, compartiendo visiones respecto al futuro del sector. Un ámbito en que conceptos como la inteligencia artificial, la robótica o internet de las cosas, comienzan a ser parte de la cotidianeidad. Chile no se queda atrás con propuestas que mejoran el monitoreo del transporte.

No tiene la visibilidad de los recintos de las grandes tiendas o centros comerciales. Tampoco la estética de ciencia ficción anticipatoria de los portales de e-commerce. Sin embargo, desde una discreta segunda línea, el sector logístico es el que permite el despliegue exitoso de las estrategias comerciales, así como una adecuada experiencia de servicio para los clientes.

De esta manera, no resulta extraño que el sector busque las instancias para destacar las tendencias del ámbito, conocer novedades y compartir las experiencias de éxito. En este contexto se desarrolló entre el 21 y 22 de marzo pasado la onceava versión Logistic Summit & Expo México (LS&Expo), una de las exposiciones de logística más importante de Latinoamérica. El evento reunió a más de 300 empresas líderes del sector, así como importantes referentes del ámbito.

expo

Por Chile, una de las empresas participantes fue Beetrack, un proyecto iniciado el año 2013 y que significó un cambio radical para mejorar la actividad en nuestro país. La firma desarrolló un software de seguimiento en línea de despachos de productos, que permite optimizar el proceso de entrega, mejorando su desempeño. De esta manera, se fortalece el control del proceso de despacho, monitoreando en tiempo real cada una de sus etapas.

Sebastián Ojeda, CEO de Beetrack, explicó que el encuentro permitió para muchos vincular los grandes conceptos que circulan en el sector, con los desafíos que diariamente experimentan las empresas, todo ello con la ventaja de ver el impacto de las tecnologías que hoy están cambiando las dinámicas de trabajo. Y es que actualmente, ideas como la robótica o la inteligencia artificial, resultan realidades cercanas que pueden impactar positivamente en la gestión.

“Las conferencias a las que asistimos nos permiten darnos cuenta de cómo hoy en Chile estamos teniendo una sintonía más fina respecto a la evolución del sector. A 2018 pensar en logística sólo como un rubro dedicado al bodegaje o el transporte de mercaderías es quedarse con una mirada estrecha. Hoy, lo fundamental es desarrollar una gestión inteligente, que permita tomar mejores decisiones. En este sentido, hay un cambio de paradigma que va de la mano de las mejoras tecnológicas que se puedan incorporar: la logística es una parte fundamental de la experiencia de los clientes. Dejarla de lado, reducir su importancia es fatal para cualquier empresa” – destacó el ejecutivo.

Sin ir más lejos, hay cambios que ya se vislumbran en el horizonte. Los vehículos autónomos, la irrupción de los drones, con prestaciones que superan lo militar y lo lúdico, robots que son capaces de evaluar el entorno, procesar lo que descubren, tomar decisiones e incluso colaborar entre ellos, son realidades cada vez más cercanas para la logística, con un potencial enorme para resolver los desafíos del mercado. Por otra parte, la internet de las cosas (IoT) y su potencial para que todo tipo de dispositivos estén conectados e interactúen compartiendo datos, puede cambiar la manera en que se manejan las bodegas, en términos de eficiencia, seguridad y disponibilidad.

Otro desafío, según Ojeda, radica en incorporar mayores niveles de transparencia.

“Resulta fundamental reducir los niveles de incertidumbre, generando certezas tanto respecto a los inventarios en bodegas, como en la parte nuestra, en relación al seguimiento de los despachos, su ubicación y entrega”.

En esta línea, Ojeda también destaca la necesidad de enfoques integrales que aborden los dilemas de las grandes urbes, donde el desarrollo tiende a mejorar la economía de las ciudades, pero alcanzados ciertos niveles, paradojalmente, puede provocar un efecto inverso caracterizado por bajas en la productividad, contaminación y atochamientos.

“Las ciudades son sistemas integrados. Veamos el caso de Santiago, donde el crecimiento impacta en fenómenos que afectan la logística de transporte, como los “tacos”. Para ello, diseñar soluciones, requiere contar con herramientas inteligentes que aumenten la eficiencia de los recorridos, como la selección de mejores rutas y horarios, pero también será necesario que el crecimiento de la ciudad esté acompañado de un diseño más competitivo, eficiente, lo que a la larga también dialogue con la calidad de vida de sus habitantes”. – Sebastián Ojeda

 

Francisco Abarza

Diseño y Marketing beetrack