Qué es el área de operaciones y qué importancia tiene

Optimización de procesos logísticos

Lectura de 3min. septiembre 25, 2020

El área de operaciones es el espacio del mercado donde una empresa realiza su actividad, u operaciones. Conocer bien esta área permitirá que la empresa en cuestión mejore su eficiencia, lo que se traducirá en mayor competitividad y mayor productividad

Qué se entiende por área de operaciones

El área de operaciones es la parte o zona de la actividad económica donde una empresa realiza su actividad. Es decir, es la parte donde las acciones de la empresa buscan clientes y donde la compañía puede ofrecer y vender su producto o servicio. Por ejemplo, en el caso de una empresa de logística, su área de operaciones serán, principalmente, aquellas relacionadas con el almacenamiento y transporte de mercancías. Pero no así las áreas que se ocupan de la producción de los productos que después van a distribuir. 

Qué importancia tiene

La importancia del Área de Operaciones de una empresa radica en el hecho de que será la que determinará quiénes son sus clientes reales y le permitirá atraer a más compradores. Es decir, permite limitar las acciones de una compañía a un entorno determinado, que será donde se hallarán sus clientes potenciales. Esto permite una mejor y más eficiente gestión de los recursos con los que cuenta la empresa en cuestión. En consecuencia, se mejora la competitividad y productividad de la compañía, lo que le permite obtener mayores beneficios como resultado de su actividad económica. 

Ebook gratuito:  Optimiza costos y mejora el servicio a clienteCómo definir el área de operaciones de una empresa

Para definir correctamente el área de operaciones de una empresa, es necesario desarrollar un plan o estrategia de operaciones. Esta actividad la suele llevar a cabo el departamento del mismo nombre, con el director encargado de coordinar todo el proceso a la cabeza.

Un plan o estrategia de operaciones permite definir los protocolos y la organización que se deberá seguir durante los procesos de actividad de la compañía. Para ello es necesario contar con toda la información posible relativa a los recursos disponibles (humanos, materiales, tecnológicos, etc.) y, a partir de estos, definir el área de operaciones donde se va a actuar y los objetivos que se quieren conseguir. 

Esta estrategia de operaciones deberá plantearse en tres escenarios: a corto plazo, a medio plazo y a largo plazo. Cada una de ellas, con sus características concretas y sus diferencias.

Por ejemplo, en el caso de una empresa de logística, una estrategia a corto plazo puede ser aquella que tenga en cuenta las próximas semanas o un mes en adelante. Esto puede incluir eventos y festividades donde la actividad logística aumenta (por ejemplo en fechas como Navidades). Mientras que una estrategia a medio plazo podría incluir las necesidades a un año vista, lo que implicaría tener en cuenta no solo eventos especiales que aumenten la demanda del servicio, sino también el resto de aspectos que puedan afectar a la actividad de la empresa durante dicho año. Finalmente, hablar de una estrategia a largo plazo, implica plantearla respecto a los próximos 5 o incluso 10 años. En este sentido, se podría tener en cuenta la necesidad de renovar la flota vehicular, o aspectos que afecten de forma más directa a la estructura y funcionamiento de la compañía. 

La importancia de externalizar servicios

Una de las formas en que se pueden mejorar las operaciones de una compañía es a través de la externalización o tercerización de ciertos servicios. Esto permite que la empresa en cuestión centre la totalidad de sus operaciones en su actividad económica principal. Es decir, todos los recursos disponibles de la compañía se concentran en el desarrollo del producto o servicio que presta. Y una parte de los recursos económicos se destinan a sufragar los servicios que se externalizan. 

Uno de los ejemplos más habituales de servicios tercerizados es el servicio logístico. Esto se debe a que, contar con un departamento logístico, además de complejo, puede llegar a ser bastante caro. Sin embargo, si se contratan los servicios de una empresa logística, se consiguen reducir los costes al mismo tiempo que se asegura un servicio de calidad y acorde a las necesidades y demandas concretas de cada compañía. Esto permite liberar los recursos previamente destinados al mantenimiento del departamento de logística y, con ellos, sufragar el coste de externalizar la logística de la empresa al mismo tiempo que se reducen los costes finales.

New call-to-action


¡Entérate de todas nuestras novedades!

Logística de Amazon:
analizando al gigante

¿Qué aprender de la empresa logística de 1 billón de dólares?
DESCARGAR EBOOK GRATIS
Lo más popular

Beetrack ofrece herramientas para dar visibilidad y mejorar la calidad del servicio de entrega

LastMile

Toma el control de tu
operación logística

Conoce más de LastMile
PlannerPro

Optimiza al
máximo tus rutas

Conoce más de PlannerPro
solicitar demostración