Logística de almacén: ¿qué función cumple en la cadena de suministro?

Logística y transporte

Lectura de 4min.

Dentro del sector logístico, la relación entre almacén y logística es especialmente importante. Esto se debe a varios motivos pero, en general, las operaciones de almacén van a tener una relación directa con la calidad de los pedidos y el transporte, por lo que determinarán la mayor parte de las fases del proceso logístico en su conjunto. Es lo que se conoce como logística de almacén, y cumple un factor esencial en el proceso de la cadena de suministro.

Qué se entiende por almacén en logística

El almacén es el lugar en donde se conserva la mercancía durante el tiempo que transcurre entre su producción y su envío al cliente. De esta forma, se debe asegurar un flujo continuo y actualizado de mercancías e información que permita garantizar que la cadena de suministro funciona correctamente, y esta labor corresponderá, entre otras muchas, al almacén. 

¿Qué se hace en un almacén de logística?

El almacén es el lugar en donde se conserva la mercancía durante el tiempo que transcurre entre su producción y su envío al cliente. De esta forma, se debe asegurar un flujo continuo y actualizado de mercancías e información que permita garantizar que la cadena de suministro funciona correctamente, y esta labor corresponderá, entre otras muchas, al almacén. 

Todas estas tareas se enmarcan dentro de la logística de almacén, que son las acciones que permiten la gestión del producto dentro del almacén antes de que se distribuya a los consumidores. 

¿Qué función tiene la logística de almacén en la cadena de suministro?

La relación entre almacén y logística es especialmente importante debido a que este se encarga de muchas de las funciones esenciales para que toda la cadena de suministro trabaje correctamente.

Algunas de las funciones de la logística de almacén son las siguientes: 

1. Aprovisionamiento de mercancías

Lo que requiere no solo conocer y gestionar la entrada, sino tener capacidad para recibir y almacenar las nuevas mercancías en condiciones adecuadas para su correcta conservación. 

2. Comprobación de mercancía

Además de recibir la mercancía, los almacenes deben comprobar que los albaranes recibidos responden a lo esperado. 

3. Catalogación e inventariado

Una vez que los almacenes comprueban y certifican que las mercancías recibidas son las correctas, se debe proceder a su catalogación y posterior inventariado para saber dónde se encuentra cada producto y tener acceso rápido y directo al mismo. 

4. Almacenaje y conservación

Durante el tiempo que las mercancías permanecen paradas en el almacén, este debe ofrecer las características necesarias para su correcto almacenaje y conservación, así como las condiciones de seguridad óptimas para que esto se lleve a cabo. 

5. Preparación de pedidos

Desde el almacén es desde donde se envían los productos, pero antes de su envío estos deben ser preparados adecuadamente a las necesidades y demandas de cada cliente. Esta labor de preparación de los pedidos es también una función del almacén. Este es uno de los puntos más importantes en lo que respecta a la relación entre almacén y logística, puesto que constituye el punto inicial de distribución del producto a partir del momento en el que se produce la venta. 

6. Salida y envío de pedidos

Finalmente, otra de las funciones esenciales de la logística de almacén es el envío de los pedidos ya preparados, que se ponen en ruta desde el almacén en dirección al cliente.

Descargar Ebook ¿Cómo convertirse en un gerente de operaciones irremplazable?

Logística de almacén: ¿cómo optimizar su funcionamiento?

La relación entre almacén y logística es esencial para el buen desarrollo de la actividad. Por ello, algunas medidas que conviene implementar para mejorar el funcionamiento de la logística de almacén en su conjunto son la siguientes: 

  • Elegir una estrategia logística adecuada a las dimensiones del almacén, no será lo mismo contar con un CEDI de grandes dimensiones que con un pequeño almacén de un negocio familiar. 
  • Mejorar el entorno de trabajo buscando la máxima optimización en los traslados y desplazamientos dentro del almacén. 
  • Invertir en equipamiento de calidad. 
  • Establecer protocolos bien definidos para cada actividad ordinaria y ante una hipotética situación excepcional. 
  • Establecer una zona de stock para productos de alta rotación y otra para los productos con una rotación más baja. 
  • Especializar a los trabajadores en diversos tipos de picking para agilizar el proceso de preparación de pedidos. 
  • Minimizar el tiempo que los productos deben permanecer en el almacén y agilizar la logística de distribución siempre que sea posible. 
  • Repensar y aplicar reingeniería a los procesos internos de almacén y logística para conseguir optimizar al máximo todas las actividades. 
  • Realizar controles de calidad para evitar errores. 

El almacén y la logística son dos elementos que deben funcionar de manera conjunta y coordinada. De esta forma, se garantiza la máxima optimización de la logística de almacén y se consigue agilizar todo el proceso logístico en su conjunto. Lo que repercute en una importante reducción de gastos al mismo tiempo que se garantiza un servicio de calidad a los clientes.

Descargar el ebook aquí


¡Entérate de todas nuestras novedades!

Beneficios de contar con un sistema de seguimiento de entregas

La clave que garantiza la plena satisfacción del cliente
DESCARGAR EBOOK BEE - Sistema de seguimiento (1)

Logística de rutas:

¿Qué son las rutas punto a punto y cómo planificar una ruta logística de última milla?
Descargar infografía Portada Infografía Logística de rutas
Lo más popular

plannerpro_by_beetrack

Optimiza al
máximo tus rutas

Conoce más de PlannerPro
solicitar demostración
lastmile_by_beetrack

Toma el control de tu
operación logística

Conoce más de LastMile