Definición de CEDI y su funcionamiento

La definición de CEDI sería la de Centro de Distribución. Es decir, un espacio destinado tanto al almacenaje como al envío de productos e insumos a medida que estos son demandados por los clientes. Sin embargo, hablar de CEDIs es mucho más que hacerlo de simples almacenes. 

Definición de CEDI

La definición de CEDI es la que da la propia palabra: Centro de Distribución. En este sentido, los CEDIs funcionan primeramente como almacenes. Se trata de edificios que cuentan con gran capacidad de almacenaje y que, en muchos casos, responden a las demandas especiales que puede presentar el almacenamiento de ciertos productos perecederos. Por ejemplo, contar con cámaras frigoríficas o espacios con un grado de humedad determinado. 

Ebook gratuito:  Optimiza costos y mejora el servicio a cliente

No obstante, además de la función de almacenaje, la principal función de los CEDIs es la de responder a la distribución que se tiene que hacer de los productos que almacenan y, en consecuencia, las funciones logísticas que ejecutan van mucho más allá del simple almacenaje. En este sentido, los CEDIs suelen contar con un equipo humano y técnico que permite dar respuesta a los picos de demanda de determinados productos. Estos centros disponen de los medios necesarios para distribuir los distintos productos en un tiempo excepcionalmente corto y, además, hacerlo de forma especialmente eficiente, tanto desde un punto de vista de recursos como de costos económicos. 

Cómo funciona un CEDI

El funcionamiento de un CEDI es similar al de un almacén logístico, pero a gran escala. Según el tipo de CEDI, se pueden encontrar CEDIs de productos generales o enfocados a sectores específicos. Además, uno de los aspectos importantes que determinan el funcionamiento de los CEDIs es su ubicación, que no es casual. Debido precisamente a la necesidad de este tipo de centros de dar respuesta a las demandas de distribución, se ubican siempre en espacios con una conexión especialmente buena. En este sentido, es importante que los CEDIs tengan accesos prioritarios a las vías de distribución a gran escala, ya sea en forma de carreteras, vías férreas, puertos o aeropuertos

El funcionamiento de un CEDI se basa en la capacidad de dar una respuesta suficiente y coordinada a las distintas demandas de productos que puedan darse. Es decir, en este sentido, son centros que tienen la capacidad de responder de manera efectiva tanto en momentos de baja demanda del producto como en momentos en los que se registran picos de dicha demanda. Esto se consigue mediante la capacidad de almacenaje efectiva y alargada en el tiempo de gran cantidad de insumos o productos, así como de la capacidad de distribución a gran escala de los productos a partir del primer momento en el que empieza a producirse la demanda. 

Esto implica contar con un equipo y sistema logístico detrás del centro que permita la ejecución de ambas acciones fundamentales: almacenar los productos a la espera de la demanda, y responder de forma efectiva a las necesidades logísticas que implican los picos de demanda. 

Qué ventajas y utilidades aportan los CEDI

La principal ventaja que aportan los CEDIs es que son gigantes de la distribución logística. A grandes rasgos, se puede decir que son los únicos centros que disponen de la infraestructura necesaria para responder en tiempo y forma a las demandas masivas de productos que se pueden realizar en situaciones especiales. Se trata de centros que están vinculados a regiones o ciudades donde el volumen logístico es tal que, en el caso de que se tuviera que dar respuesta a dicho volumen mediante pequeños comercios, la cadena de suministro podría llegar a verse interrumpida en algún momento, tanto en el caso de que se produjera una falta de abastecimiento como fallos en el proceso de distribución que pudiera devenir en cuellos de botella. 

De esta forma, los CEDIs son centros de distribución que están diseñados y pensados para tener la capacidad necesaria para dar respuesta a la logística de masas, propia de las megalópolis del siglo XXI y donde, el cliente, requiere los productos demandados en unos plazos excepcionalmente cortos de tiempo.

New call-to-action