3 usos del Smart Data en la logística del e-commerce

En el informe Data Age 2025: Digitalization of the World, publicado por Seagate, se pronostica que para el año 2025 los datos globales incrementarán a 175 zettabytes. Lo que implica que los e-commerce deben estar preparados para asumir el reto de procesar y analizar una creciente cantidad de información de sus transacciones, de sus procesos logísticos y de sus compradores. Sin embargo, no todos los datos tienen un valor estratégico, aquí en donde entra en juego el smart data

Así, el impacto de la ciencia y la tecnología en los negocios aumenta cada vez más gracias al diseño de nuevas técnicas y métodos que permiten extraer y aprovechar al máximo el valor inteligente de los datos.

Smart data

¿Qué es smart data?

El smart data o datos inteligentes se refiere a los datos que realmente poseen un valor estratégico para la organización. Como proceso de gestión de datos, el smart data consiste en el análisis de un gran volumen de información con la finalidad de identificar cuál puede ser útil y cuál no.

En este sentido, las herramientas de smart data analizan todos los datos que recaba una empresa y, de estos, obtienen respuestas inteligentes, certeras, útiles y asimilables para los tomadores de decisiones. 

Ebook gratuito: 5 beneficios de la tecnología para  aumentar tu productividad logística

Smart data vs. Big data: ¿en qué se diferencian?

El big data hace referencia a la complejidad de recopilar y procesar grandes cantidades de datos, y se caracteriza por las llamadas “4Vs del big data”:

  • Volumen de datos.
  • Variedad de las fuentes.
  • Velocidad de datos.
  • Veracidad de los datos. 

Sin embargo, para una empresa no es trascendental guardar y administrar una cantidad de información cada vez más numerosa, si no está destinada para un fin. Por lo que surge la 5ta “V”, que se refiere al valor de la información, y es la que da origen al smart data.

Es así cómo a partir del big data nace el smart data, cuya función es procesar todos los datos recopilados para analizarlos, clasificarlos y convertirlos en información útil. 

3 usos del smart data en empresas e-commerce

El smart data ayuda a optimizar los procesos y la toma de decisiones en empresas como los e-commerce. En especial, en etapas determinantes como la logística de entregas de última milla, de la cual suele depender el éxito o el fracaso de una venta online.

Algunas de los usos del smart data en empresas e-commerce son los siguientes: 

  • Planificación  de rutas de entrega con smart data

A través de un histórico de rutas logísticas y con el uso de smart data, es posible identificar cuáles son los trayectos más favorables para realizar los envíos hacia los clientes. Con esta información se puede realizar una planificación estratégica que permita mejorar la calidad y la rapidez de las entregas en la última milla.

smart data big data

  • Análisis de rendimiento con smart data

Un e-commerce puede evaluar cómo es el desempeño de sus servicios de entregas de última milla a través de smart data. Así, la empresa estará consciente de cuál es su nivel de rendimiento y detectará los errores comunes en los transportistas, los horarios de despacho, los tiempos de entrega y otras áreas relevantes para el negocio. Esto le permitirá tomar decisiones acertadas y optimizar los procesos. 

  • Análisis de la satisfacción del cliente con smart data

Mediante procesos de smart data se puede identificar qué les gusta y qué les disgusta a todos los clientes del e-commerce. Al recabar y analizar información de usuarios satisfechos e insatisfechos, esta tecnología permite detectar patrones comunes en las respuestas del consumidor. Así, por ejemplo, la empresa conocerá que la mayoría de los clientes se encuentra insatisfecho por la lentitud de las entregas.

Según muestra el informe Retos y tendencias del sector logístico: E-commerce y la última milla, publicado por Daqua Strategic Intelligence, el 50% de las empresas implementa herramientas de análisis de datos. Sin embargo, aquellos e-commerce que todavía no cuentan con dichas herramientas, ya sea por falta de presupuesto u otros motivos, deben saber que el big data y el smart data no son los únicos métodos disponibles para la gestión y el análisis de la información

En logística, existen soluciones digitales especializadas como Beetrack, que brindan funcionalidades para la optimización de las rutas, reportes diarios o semanales para el análisis de rendimiento y de indicadores de satisfacción del cliente. Analizando esta información, los e-commerce podrán tener un amplio panorama de su desempeño y de cómo afrontar sus problemas logísticos.

Nueva llamada a la acción