Demanda derivada: qué es y qué importancia tiene

Se entiende como demanda derivada aquella demanda que surge como consecuencia de la demanda directa de otros productos o servicios. Es decir, se podría entender la demanda derivada como una demanda indirecta, pero vinculada a la demanda directa. Esto tiene consecuencias importantes que hay que tener en cuenta, especialmente en lo relativo a la cadena de suministro, ya que se verá afectada de forma directa y condiciona todo el proceso de producción y distribución.

Ebook gratuito:  Optimiza costos y mejora el servicio a cliente

Qué es la demanda derivada

La demanda derivada es la demanda que surge como consecuencia de la existencia de una demanda convencional. Es decir, es una demanda indirecta surgida como consecuencia de la demanda directa de un producto o servicio.

Por ejemplo, si aumenta la demanda de computadoras, esto hará que también aumente la demanda de las materias primas necesarias para su fabricación (como por ejemplo el litio necesario en la fabricación de las baterías). En este caso, la demanda convencional o demanda directa sería la demanda de computadoras, mientras que la demanda derivada o demanda indirecta sería la demanda de las materias primas como litio necesarias para la fabricación.

demanda derivada

Cómo afecta a la cadena de suministro

La importancia de la demanda derivada se aprecia especialmente en cómo afecta a la cadena de suministro. Al hablar de cadena de suministro se está haciendo referencia a todo el proceso de suministro de materiales que pasan de un productor primario a uno secundario, y así sucesivamente hasta llegar al consumidor final. Además, para que la cadena de suministro funcione correctamente, además de los diferentes productores que añaden valor al producto manufacturado, también hay que tener en cuenta las diferentes fases de transporte y distribución de las fases intermedias de producción, que también aportan valor añadido que repercutirá en el precio del producto final cuando llegue al consumidor.

La demanda derivada afecta a la cadena de suministro de forma directa, ya que, si no se tiene en cuenta, el proceso de producción podría paralizarse en el caso de que faltasen los suministros necesarios para que la cadena de suministro funcione con normalidad. En consecuencia, no se podría satisfacer la demanda convencional, lo que implicaría la pérdida de ventas y de recursos.

Claves principales

Uno de los problemas a los que se enfrentan las empresas que trabajan con la fabricación y distribución de productos es que la demanda derivada afecte al proceso productivo de forma incontrolable. En estos casos, las consecuencias para las empresas que dependen de la demanda derivada pueden ser muy negativas, afectando tanto a la producción como a la distribución de los productos y, en consecuencia, las ventas y beneficios de la propia empresa.

Debido a esto, se recomienda prestar atención a los siguientes elementos para evitar llegar a un bloqueo de la cadena de suministro como consecuencia de una incorrecta previsión de la demanda derivada:

  • Conocer y analizar la demanda derivada de cada empresa y sus productos: Si se quiere evitar un bloqueo en la cadena de suministro asociado a la demanda derivada, es importante dedicarle el tiempo y los recursos necesarios para estudiar y comprender las debilidades que implica la demanda derivada del producto que se está vendiendo. De esta forma, se podrán tomar las medidas necesarias para evitar fallos en el proceso.
  • Disponer del stock necesario para solventar contratiempos: Por otro lado, una de las medidas fundamentales a la hora de evitar fallos asociados a la demanda derivada es disponer del stock de producto adecuado para solventar los contratiempos puntuales que puedan acontecer. La cantidad escogida dependerá del tipo de producto y circunstancia particular de cada empresa, que lo decidirá a partir del estudio y el análisis de dichas situaciones.
  • Contar con canales de distribución eficaces: Tanto a la hora de recibir las materias primas necesarias para la elaboración de los productos como a la hora de distribuir el producto fabricado. Es necesario contar con los canales de distribución adecuados. Para ello, es indispensable contar con una empresa de logística que se ocupe de dicha distribución, lo que permite que las compañías se centren en la fabricación de sus productos y no tengan que destinar recursos a los elementos logísticos de los mismos asociados a su distribución.
  • Planes de contingencia adecuados a cada tipo de producto: No todas las empresas son iguales, y tampoco lo son todos los productos con los que trabaja. Contar con planes de contingencia que puedan responder ante un problema surgido en la cadena de suministro es necesario para minimizar los daños en el caso de que finalmente llegue a producirse un bloqueo en dicha cadena. Por ejemplo, disponiendo de productos similares que puedan sustituir los productos bloqueados hasta que se restablezca la cadena de suministro.
    New call-to-action