Descentralización: clave de éxito para las cadenas de suministro

Transformación digital

Lectura de 6min.

La complejidad en los mercados actuales, ha generado la necesidad en muchas empresas de trabajar más duro para satisfacer los requerimientos de sus clientes. Sin embargo, hay compañías globales que aún no están preparadas para el nuevo escenario que trae mayor complejidad e incertidumbre. 

En nuestra industria de equipos de construcción, el competidor que mejor maneje sus cadenas de distribución, probablemente será el competidor más exitoso” Jim Owens, ex presidente y CEO de Caterpillar.

Las cadenas de suministro en los próximos 5 años

El 68% de los ejecutivos globales que respondieron a una encuesta de McKinsey, señalaron que el riesgo en las cadenas de suministro se incrementará en los próximos cinco años.

En el mediano y corto plazo, cuando el atractivo relativo de países de manufactura cambie y la necesidad de producir grandes volúmenes se vea en aumento, podría provocar que los estándares actuales de las cadenas de suministro queden obsoletos y dejen a las compañías peligrosamente expuestas.

Descargar Ebook:  Conoce los puntos claves para optimizar costos y los KPI's para medirlo

Lo más probable es que en el corto plazo, la mano de obra en países como China, se volverá más costosa, y surgirán nuevos lugares atractivos que los reemplacen, pasando a ser los nuevos focos de interés para la producción de las grandes compañías globales. Esto obligará a cambiar de forma considerable los sistemas de cadenas de distribución.

Una de las mayores preocupaciones de las grandes compañías, es la ola de incertidumbre que trae el futuro, siendo un tema que afectará a diversas empresas a nivel global y que también generará negocios más complejos. Lo que pocos comprenden, es que ese futuro está más cerca de lo que parece.

Los riesgos para las cadenas de suministro

La reciente recesión a nivel económico de los países desarrollados, es uno de los más grandes temores para las empresas y sus cadenas de suministro. Sin embargo, otros hechos como el crecimiento de los países en desarrollo, también tendrán implicancias en las cadenas de abastecimiento en las décadas que vienen.

Para enfrentar estos cambios, algunas compañías pioneras se están preparando de dos maneras: primero, dividiendo sus tradicionales cadenas en otras más pequeñas y más ágiles, preparadas para manejar grandes niveles de complejidad.

Y segundo, están tratando a sus cadenas de producción y suministro como cercos de protección contra la incertidumbre, reconfigurando sus procesos de manufactura para que les permita abastecer de forma óptima los menores requerimientos de países desarrollados y las mayores solicitudes de los países en desarrollo.

Si bien los peligros externos son impredecibles y no se pueden evitar, sí es posible preverlos, moderarlos o controlarlos para que los efectos negativos no generen un mayor impacto en las compañías. Para esto hay que adelantarse a las tendencias del mercado y estar preparados.

La importancia de la descentralización

Si contextualizamos el mercado actual, la desaceleración en los países del norte, como son Estados Unidos, y Europa, además del incremento en las economías emergentes de países del sur, están provocando una mayor complejidad en la distribución y en la producción de bienes.

En la actualidad, la necesidad de los países atractivos para la producción -como es el caso de China y otros- por obtener recursos de materias primas y poder comercializar sus productos terminados, está demandando un mayor trabajo de distribución tanto hacia esos países, como también en las exportaciones desde los mismos con sus productos acabados.

Además, si analizamos la complejidad del escenario económico actual, ya se puede ver un incremento en la búsqueda por dirigir la producción y distribución en base a la segmentación de clientes, lo que se traduce en un mayor número de productos específicamente elaborados para cada necesidad y una mayor complejidad en los procesos de distribución.

Las cadenas de suministro centralizadas, funcionan con un sistema de distribución simple y en pocos pasos: Primero, los productos ya terminados son entregados por el proveedor al inventario de la tienda física y luego, el cliente solicitará el producto que le será despachado. De este modo, se acaba el proceso.

Es decir, todos reciben el mismo producto sin importar que éste se encuentre o no sobredimensionado para algunos clientes.

Pero, ¿se está cumpliendo realmente con las necesidades de todos los consumidores?. Vivir en un mundo cada día más complejo, se traduce en consumidores más exigentes y con diversas necesidades, donde cada individuo piensa y desea bienes y servicios de forma completamente diferente, y a su medida.

Para entender este escenario, veremos el ejemplo contrario de una empresa descentralizada que fabrica computadores. Los componentes de un computador que se vende en Sudamérica, podrán tener características diferentes a los equipos que se venden en Europa o Estados Unidos, a pesar de que el modelo sea el mismo.

Sus teclados, resolución de pantalla, cantidad de memoria y otras partes podrán tener diferencias de capacidad, calidad y precio, para adaptarse, por ejemplo, a la capacidad económica de los clientes.

¿Por qué cambian las características si la marca y el modelo son los mismos? Porque las economías, poder adquisitivo y requerimientos en cada país son diferentes, y la oferta, por lo tanto, debe adaptarse a la realidad de cada uno de ellos.

En este caso, supongamos que la serie del computador que se vende en Estados Unidos es IMK3000 y el que se vende en Perú IMK3000SE. Son el mismo modelo, pero sus componentes han sido categorizados según las necesidades de los clientes de cada país.

Esas situaciones, obligan a generar una etapa de producción y ensamblaje diferente y a “pedido” del cliente, y de esa forma, las empresas globales pueden compensar lo que dejan de vender en países del norte con una mayor venta en países del sur.

En base a este ejemplo, se puede comprender cómo funcionan los procesos en cadenas de suministro descentralizadas: proveedores de componentes entregan sus productos al inventario de la empresa, luego esta empresa ensambla y elabora cada producto, de manera específica según la necesidad de las demandas diferentes de sus clientes. Finalmente, estos productos con sus características personalizadas, son entregados al cliente final.

La descentralización en las cadenas de suministro es un sistema beneficioso, ya que las empresas no deberán invertir en recursos innecesarios generando mayores costes, ya que cada bien será adaptado al consumidor según cual sea su requerimiento.

Innovar ya no es una elección, sino una obligación del mercado.

En el mercado actual, no se puede poner en duda que la innovación en la producción y sistemas de distribución, es un complemento indispensable para ser competitivo.

Si una empresa no es innovadora, finalmente terminará compitiendo en un mercado donde la oferta es muy similar, y en el que la principal diferenciación se da en el precio, en lugar de una propuesta de valor para a los clientes.

Un caso de éxito es el de Henry Ford, donde la innovación junto con procesos descentralizados, posicionaron a su marca como una de las más importantes y competitivas de la industria automotriz.

Langlois y Robinson, sostienen que el éxito de Ford con el modelo T fue en gran parte resultado de su estrategia en la integración vertical, que permitió una reinvención sistemática en el proceso de fabricación de autopartes, el cual había sido previamente del dominio de una red descentralizada de proveedores.

“Con todo, una vez que se instituyó el nuevo sistema de producción, fue posible volver a descentralizarlo de acuerdo con los nuevos lineamientos que él y su personal habían trazado.” (Ford y Crowther, 1923, pp. 83-84).).

En la actualidad, Ford produce directamente una pequeña parte de cada vehículo, y ha descentralizado la fabricación de todo lo demás, de lo cual se abastece a través del mercado. Esto le ha permitido producir una amplia gama de modelos de automóviles que comparten las mismas partes y piezas.

Un caso de éxito en Chile

El hecho de estar insertos en un mercado vertiginosamente dinámico, ha generado que compañías latinoamericanas también se atrevan a implementar la descentralización en sus cadenas de abastecimiento.

Líder es una cadena de supermercados e hipermercados, perteneciente al grupo chileno-estadounidense Walmart Chile, que hoy trabaja con una cadena de abastecimiento descentralizada, abriendo su oferta también a las necesidades de un grupo de clientes con menores recursos, creando las SuperBodegas ACuenta.

Estas bodegas son un formato de supermercado que comercializa alimentos y artículos para el hogar, pero dirigida a los estratos socioeconómicos más populares del país, con productos alternativos a las marcas tradicionales, pero a un menor precio.

Buscar nuevas opciones para abaratar los costos y captar nuevos nichos de mercado, lleva a los empresarios que, en un principio centralizaban su negocio en la comercialización de pocos productos estándares, a descentralizarlo, en una búsqueda de nuevas oportunidades de negocios.

New call-to-action

Todo esto, porque las organizaciones se van adaptando al mercado y a sus necesidades para existir y persistir en él, respondiendo de la manera más productiva posible e innovando competitivamente.

Beetrack

 


¡Entérate de todas nuestras novedades!

Beneficios de contar con un sistema de seguimiento de entregas

La clave que garantiza la plena satisfacción del cliente
DESCARGAR EBOOK BEE - Sistema de seguimiento (1)

Logística de rutas:

¿Qué son las rutas punto a punto y cómo planificar una ruta logística de última milla?
Descargar infografía Portada Infografía Logística de rutas
Lo más popular

plannerpro_by_beetrack

Optimiza al
máximo tus rutas

Conoce más de PlannerPro
solicitar demostración
lastmile_by_beetrack

Toma el control de tu
operación logística

Conoce más de LastMile