Tecnología empresarial: mayor eficiencia y menores costes

La tecnología empresarial es uno de los elementos fundamentales en cualquier empresa. Gracias a ella se consigue una mejor eficiencia con unos costes más bajos. Esto repercute positivamente en el balance final de los beneficios, aunque su interés va mucho más allá del aspecto puramente económico, ya que, entre los muchos beneficios que aporta, la aplicación de tecnología puntera en el sector empresarial permite mejorar la competitividad en comparación con la competencia, aumentar la seguridad interna y externa e, incluso, abrir nuevas oportunidades de negocio.

tecnología empresarial

¿Qué es la tecnología empresarial y qué importancia tiene?

Se entiende por tecnología empresarial toda aquella tecnología que puede ser aplicada en el sector empresarial con el fin de hacer más competitiva y eficiente la actividad de la empresa. En este sentido, la tecnología empresarial se puede dividir en dos grandes sectores: hardware y software. Donde el hardware representaría los dispositivos tecnológicos físicos y tangibles, y el software toda la programación que hacen posible el uso de los dispositivos físicos mencionados.

Ebook gratuito: 5 beneficios de la tecnología para  aumentar tu productividad logística

Ejemplos de tecnología empresarial

Se pueden encontrar ejemplos de tecnología empresarial en multitud de elementos presentes hoy en día en cualquier empresa. En este sentido, las computadoras y los teléfonos celulares serían dos ejemplos claros del uso de la tecnología en las empresas. Sin embargo, hoy en día existen algunos elementos que están marcando la tendencia actual y futura en lo que a tecnología empresarial se refiere:

Realidad aumentada

Una tecnología empresarial con muy amplios usos en las compañías es la realidad aumentada. Esta tecnología permite complementar el visionado y monitoreo de imágenes reales con elementos aportados de forma virtual, lo que tiene aplicaciones en el sector educativo, el sector de la medicina y la salud, el ocio y el turismo, además de aplicaciones incluso en el sector industrial.

IoT (Internet of Things)

El IoT, también conocido como Internet de las cosas, es una de tecnología empresarial con múltiples aplicaciones en el sector económico. Sus aplicaciones son casi infinitas ya que, una vez que un objeto se conecta a la red, envía datos de forma continuada. Esos datos se pueden consultar en tiempo real, lo que permite conocer, entre otras cosas, el lugar exacto de su posición, la cantidad de batería con la que cuenta, o cualquier otra información que haya sido programada para que el dispositivo en cuestión proporcione cuando se la solicite.

Blockchain

Se trata de una las tecnologías más punteras en el sector empresarial actual. Esta tecnología permite aumentar la seguridad de las empresas a la hora de proteger sus datos en la nube. Gracias a esta tecnología, se dispone de diferentes accesos a la hora de obtener o modificar los datos cifrados, lo que aumenta de forma considerable la seguridad de las empresas en lo que a tratamiento de información confidencial se refiere.

Tecnologías aplicadas a la logística empresarial

La tecnología empresarial tiene diferentes aplicaciones según el sector concreto en el que se apliquen. Uno de los ejemplos en los que más se ha avanzado gracias al uso de la tecnología es el sector de la logística. Gracias al uso de tecnologías de última generación, se ha conseguido mejorar la movilidad y el transporte de los pedidos, lo que también ha repercutido en un mejor servicio al cliente, lo implica una mejor y mayor satisfacción final.

En este sentido, un buen ejemplo de tecnología empresarial con aplicaciones en el sector de la logística es el uso de plataformas de gestión de pedidos. Estas plataformas son un ejemplo de software que, mediante una aplicación que el cliente se puede descargar directamente en su celular, permite una gestión completa e integral de los pedidos.

Por último, aunque no menos importante, otra de las tecnologías empresariales con amplias aplicaciones en el sector logístico es el uso de códigos de identificación automática de las paqueterías. Uno de los más conocidos de todos es el código de barras, que permite la identificación de los paquetes mediante un lector láser. Esta identificación se realiza en muy poco tiempo, ahorrando mucho trabajo y recursos a las empresas que hacen uso de ellos, como sucede, por ejemplo, en las empresas de logística.

Nueva llamada a la acción