Cómo ha crecido el comercio electrónico en México

El comercio electrónico en México está en auge. De hecho, se trata de un sector que, en 2019, experimentó un crecimiento de más del 28% con respecto al año anterior. Eso, a pesar de que la economía mexicana se situó en crecimiento nulo el mismo período. Sin embargo, existen diversas causas que explican esta situación, así como el auge del comercio electrónico mexicano.

Comercio electrónico: una tendencia al auge

El comercio electrónico en México está en alza. Sin embargo, es importante aclarar que se trata de una tendencia general y que no se puede reducir únicamente al país latinoamericano. De hecho, el volumen de dinero que se mueve a través del comercio electrónico aumenta año tras año en todas las regiones del planeta. Por ello, no debería sorprender que esta tendencia también se repita en México. El comercio electrónico está en una fase de evolución expansiva, y todo hace pensar que esta tendencia se mantendrá en las próximas décadas. 

Una tendencia contraria a la tendencia general

Sin embargo, el hecho de que el comercio electrónico en México aumente, pese al auge global de este tipo de transacciones, es especialmente llamativo teniendo en cuenta las cifras de crecimiento económico general. 

Según el Estudio de Comercio Electrónico 2020 de la Asociación Internet MX, en 2019 el crecimiento económico de México fue nulo. No obstante, como se ha mencionado, ese mismo año, el comercio electrónico del país azteca aumentó en casi un 30% respecto al año anterior. Es decir, se trata de un aumento nada desdeñable y que se lleva a cabo de forma contraria a lo que cabría esperar en una economía estancada

Nueva llamada a la acciónPor qué el comercio electrónico en México sigue creciendo pese a la actual situación económica

Existen diversas razones que hacen pensar en por qué el comercio electrónico mexicano no sólo no se resiente con el estancamiento económico, sino que además aumenta su volumen de transacciones en casi un 30%. Algunas de las más importantes son las siguientes. 

Tendencia general a nivel internacional

Como ya se ha mencionado, el auge del comercio electrónico es una tendencia general en todo el planeta. Esto hace que, independientemente de la situación económica de cada país, el comercio electrónico se vea beneficiado de esta tendencia global, que además debe entenderse dentro de un mercado deslocalizado y que permite comerciar más allá de las fronteras nacionales de cualquier país. 

Los mexicanos buscan hacer un gasto más eficiente

Otra de las causas que apuntan al aumento del comercio electrónico en México es a la forma que tienen de comprar los propios mexicanos, que buscan realizar un gasto lo más eficiente posible. Esto se entiende dentro del contexto de cómo se realizan las compras en Internet. Las compras electrónicas son diferentes a las compras tradicionales. En Internet, un consumidor tiene mucha mayor oferta disponible, compra desde la comodidad de su celular o computadora, y además tiene la posibilidad de que el producto le llegue directamente a su casa en el momento y condiciones estipuladas. Es decir, aporta más seguridad y comodidad, lo que potencia que existan fugas considerables del comercio tradicional al comercio electrónico. 

Representa una oportunidad para todos los negocios

Ya sean nuevos o tradicionales, el comercio electrónico es una oportunidad para los negocios de todo tipo, que ven en Internet el escaparate perfecto para llegar a más clientes. Por ello, las principales inversiones en mejoramiento del negocio se realizan en clave de digitalización, lo que potencia todavía más las transacciones económicas que se realizan en el entorno virtual frente a las ejecutadas en espacios de comercio tradicionales. 

Más barato para las empresas

Finalmente, no se puede pasar por alto el hecho de que, vender online es más barato que hacerlo de forma física. Es cierto que, en principio, los gastos de envío y el servicio logístico asociado a los envíos puede encarecer la compra. Sin embargo, vender en Internet libera a muchas empresas del coste derivado de mantener tiendas físicas, muchas de ellas en núcleos urbanos céntricos donde los alquileres son elevados. Debido a esto, el propio comercio es el primer interesado en deslocalizarse y centrar su actividad en las ventas online, lo que potencia aún más el auge del comercio virtual y ayuda a explicar el auge del comercio electrónico en México.

Debido a esto, el comercio electrónico en México ha crecido de forma continuada pese a la situación de estancamiento económico por la que pasa el país. De hecho, todo hace pensar que, en los próximos años, esta tendencia se mantendrá, e, incluso, se incrementará de forma todavía más marcada.

Descargar el ebook aquí