Proceso de distribución por producto: ¿qué es y cuándo se aplica?

El proceso de distribución por producto es una solución a múltiples necesidades internas que tienen las empresas fabricantes. Por ejemplo, de acuerdo con el informe La cadena de suministro como motor de la competitividad (EGADE Business School y GS1 México) algunas de las prioridades de las empresas logísticas son reducir costos de almacén (46%) y costos de transporte inbound (44%), así como simplificar la infraestructura (26%). Para ello, el proceso de distribución por producto es una estrategia empresarial eficaz cuando de fabricantes se trata, ya que ayuda a alcanzar estos objetivos logísticos.

¿Qué es la distribución por producto y para qué sirve?

La distribución por producto, también conocida como distribución en línea, distribución en planta por producto o distribución por flujo de producto, es un esquema de producción que se enfoca en organizar todos los procesos de fabricación en un único departamento. Así, todas las operaciones necesarias se organizan en secuencia dentro de una misma línea. Es decir, una máquina cercana a la otra. De manera que, cuando el producto termina de pasar por una etapa de fabricación, inicia de inmediato con la siguiente, así hasta lograr el producto terminado. 

Ebook gratuito: 5 beneficios de la tecnología para  aumentar tu productividad logística

Este esquema sirve para fabricar un gran volumen de productos de forma fluida, sacando el mayor provecho del espacio y del tiempo implementados para su producción.

Distribucion por producto planta

Ventajas del proceso de distribución por producto

Algunas de las principales ventajas de la distribución por producto son las siguientes:

  • Gracias a la cercanía de las máquinas y a la coordinación del proceso en un solo espacio, se optimizan los procesos y las comunicaciones interdepartamentales.

  • Se reduce el espacio de fabricación, el tiempo de producción y el stock. Lo mismo pasa con la inversión en la logística de transporte y de almacenamiento de materias primas y productos.

  • Por lo general, los trabajadores no necesitan conocimientos avanzados. Por tanto, la inversión en capacitaciones es poca. 

Distribución por producto

Desventajas del proceso de distribución por producto

A pesar de sus beneficios, las empresas que aplican el proceso de distribución por producto están limitadas y propensas a correr riesgos importantes de producción.

Algunas de las principales desventajas de la distribución por producto son las siguientes: 

  • El tiempo de fabricación se define por la máquina más lenta, esto se debe a que los procesos de una máquina siempre dependen de los procesos de la máquina anterior. 

  • Si una máquina  falla o se daña, afecta la continuidad de toda la línea de producción.

  • Para realizar cambios en el producto es necesario modificar la estructura de producción. Esto implica que la empresa debe invertir en nueva maquinaria o en modificaciones técnicas.

  • Los trabajadores realizan tareas repetitivas que pueden generar desmotivación.

¿Cuándo debe aplicarse la distribución en planta por producto?

La distribución por flujo de producto no se adapta a todo tipo de empresas. Su aplicación depende de las características del producto, de los objetivos de fabricación y de la naturaleza de la organización, entre otros factores.

La distribución por producto conviene ser utilizada en casos como los siguientes:

  • Cuando la empresa fabrica productos bien definidos y en grandes lotes.

  • Cuando el producto es masivo y su demanda es continua.

  • Cuando la empresa se especializa en la fabricación de un producto determinado y desea reducir costes de almacenamiento, espacio y transporte.

De acuerdo con el estudio Optimización de procesos en las operaciones (Grupo Logístico TCC), algunos de los costos más elevados en logística provienen del transporte y del almacenamiento. Así pues, la distribución por producto se convierte en una solución que disminuye considerablemente la necesidad de transporte logístico y de stock de materias primas y productos, convirtiéndose en un método que, planificado estratégicamente, puede generar un gran margen de rentabilidad. 

Hoy en día, todas las organizaciones que buscan abaratar costos y mantener la calidad de sus productos y servicios deben contar con las tecnologías correctas. Invertir en maquinarias y software especializados es una excelente alternativa para diferenciarse en un mercado cada vez más exigente y competitivo. 

Nueva llamada a la acción